lunes, 22 de mayo de 2017

CULTOS 2017: Festividad de la Realeza de María


“Deo subdita est omnis creatura, et Beata Virgo; Beatae Virgin, subdita est omnis creatura et Deus

Otro año más se acerca ese intenso fin de semana en que la Hermandad de las Penas tributa su afecto y sincera devoción a la Santísima Virgen María, quien es Madre del Rey de Reyes, reeditando ese reconocimiento de su excelsa dignidad, y celebrando, como es costumbre, la fiesta litúrgica instaurada por Pío XII en 1954.

Precursora en la ciudad de la defensa de esta evocación, la cofradía de las Penas abunda cada año en resaltar mediante la dignificación del culto la importancia teológica del Reinado de la Santísima Virgen en su doble orientación: por su divina Maternidad y en su función de ser Corredentora del género humano. 

Igualmente, dada la coyuntura actual y las necesidades espirituales que demanda el mundo moderno, volveremos a centrarnos en esa óptica de su reinado que no es otro que el del Amor y el del Servicio. María en la Tierra fue siempre humilde, se dedicó por entero a su Hijo y a colaborar con una generosidad sin límite a la consumación de la Obra redentora. 

Por eso, la fiesta de la Realeza es también una remisión emocional al pasado Martes Santo, al recuerdo de su doloroso trance en la Pasión y Muerte de su Hijo agonizante en la Cruz. A las horas en que se manifestó su verdadera y esplendorosa sublimidad. No en vano, la sierva del Señor, aceptó con resignación el destino de su Hijo por la salvación de los hombres. 

En mérito de todo ello, la cofradía celebrará Solemne Eucaristía en la mañana del domingo 28 de mayo (11.00 h.) y que será oficiada por nuestro Director Espiritual, M.I. Rvdo.P. D. Felipe Reina Hurtado, canónigo de la SICB y párroco de los Santos Mártires y San Juan. Musicalmente acompañará la coral polifónica María Santísima de la Paz. 

Igualmente, los hermanos y fieles podrán besar las manos de nuestra querida Titular, la Virgen de las Penas, tras la propia función del domingo y en los días 29 y 30 de mayo.

miércoles, 10 de mayo de 2017

CULTOS 2017: Misa de Santo Domingo de la Calzada

El próximo viernes 12 de mayo es la festividad de Santo Domingo de la Calzada, titular de nuestra Hermandad y Santo Patrón del Colegio provincial de Administradores de Fincas que es hermano mayor honorario de nuestra Corporación Nazarena. 

Con ocasión de la misma, se celebrará una Solemne Eucaristía en el Oratorio de la Hermandad a partir de las 20 horas. Será oficiada por nuestro Director Espiritual, R.P.D. Felipe Reina Hurtado y asistirá corporativamente la estimada institución colegial a la que nos unen estrechos lazos afectivos. 

RESEÑA:  Domingo García, conocido como Santo Domingo de la Calzada (Viloria de Rioja, provincia de Burgos, 1019 - † Santo Domingo de la Calzada, La Rioja, 12 de mayo de 1109), fue un religioso de España y uno de los mayores impulsores del Camino de Santiago. Es titular de nuestra hermandad, además de ser patrón de los Ingenieros Civiles, debiéndose su apelativo “de la Calzada” a que fue el principal precursor de la construcción de una calzada de piedra que supuso una desviación del camino tradicional por la calzada romana entre Logroño y Burgos, pero que se convirtió, a partir de entonces, en la ruta principal entre Nájera y Redecilla del Camino. Igualmente construyó un puente, un hospital y albergue de peregrinos, para facilitar el transitar por el Camino de Santiago, infraestructuras que constituyeron el antecedente inmediato del actual municipio riojano de Santo Domingo de la Calzada.


La cofradía de las Penas cuenta con una talla realizada en madera tallada, policromada y estofada por el artista malagueño Pedro Pérez Hidalgo (Málaga-1948). La imagen mide 1,60 mts. Está representado con vestiduras talladas, portando un bastón de peregrino y flanqueado por una gallina y un gallo en clara alusión a su milagro más famoso.

Por último, la Imagen presenta un halo o nimbo en plata de ley (aureola que se lo coloca a los Santos) realizada por el taller de Orfebrería Ramos (Sevilla-1997). 

viernes, 5 de mayo de 2017

SORTEO BENÉFICO DURANTE LA CRUZ DE MAYO


Durante la verbena que se celebrará en torno a la Cruz de Mayo el próximo sábado 6 de mayo se podrán adquirir papeletas para participar en un sorteo benéfico en que se rifará un lote deportivo que incluye unas botas del futbolista malagueño del Real Madrid, Francisco Román Alarcón "Isco", así como una camiseta del Unicaja Baloncesto y un polo de la fundación del Málaga C.F. 

 

La papeleta ganadora será la que coincida con los tres últimos números del sorteo de la ONCE del mismo día 6 de mayo. 

El precio de cada papeleta será de 1 euro. 



viernes, 28 de abril de 2017

CRUZ DE MAYO BENÉFICA EL 6 DE MAYO


Dado el éxito de las citas precedentes, este año celebraremos a beneficio de la Bolsa de Caridad de la Corporación una nueva jornada lúdica en torno a la Cruz, símbolo cenital de los cristianos, y que desde antiguo viene propiciando fiestas populares en distintos rincones de Andalucía llenas de emoción y colorido. 

La cita será el 6 de mayo a partir de las 13 horas en la plazuela Virgen de las Penas, delante del Oratorio y Casa de Hermandad. 

¡Os esperamos!





jueves, 20 de abril de 2017

MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS EN LOS MÁRTIRES


El próximo domingo 23 de abril, compartiremos el banquete eucarístico con el resto de Hermandades de la feligresía en acción de gracias por las provechosas Estaciones de Penitencia celebradas y, en particular, la realizada por nuestra Corporación el pasado Martes Santo a la Santa Iglesia Catedral.

La Misa tendrá lugar en la Parroquia de los Santos Mártires, Ciriaco y Paula, a las 12.30 horas. 


miércoles, 19 de abril de 2017

CRÓNICAS: "Así es la rosa" - Alejandro Cerezo Ortigosa

ASÍ ES LA ROSA


Mª Stma. de las Penas en Pozos Dulces. Suena "¡Cuanto te amaba!" de Juan A. Gómez Navarro 
por la Asociación Musical Utrerana 


Las Penas es una hermandad reconocible, al menos en sus líneas básicas. Hasta tal punto que una buena cantidad de cofrades se hallan en la nómina de la Cofradía porque, con las lógicas diferencias en la gestión de los sucesivos mandatos, se identifican con un modo de entender la vida en Hermandad y la estación de penitencia en su personalísimo lenguaje.

Un lenguaje que, si bien hoy día la práctica totalidad de las cofradías de Málaga han venido a sumarse -o intentarlo al menos- lo cierto es que, hace veinte años, suponía un reducto no exento de polémica, con hermandades como Las Penas a la cabeza.

Pero es que (con la distancia es mejor explicarlo) no se trataba de la ausencia de arbotantes delanteros o del guion al hombro y demás pamplinas transcendentes; sino de hoy perogrulladas, sí, que en su momento no lo fueron tanto. Ni todas las albacerías se detenían a limpiar la plata, ni todas usaban patrimonio noble para los cultos, ni se cuidaba la liturgia, ni cada estreno que se encargaba tenía su seguimiento concienzudo.

Sin embargo, eso siempre fue Las Penas. Y hoy, en las circunstancias en que se encuentra, a la espera de la normalización estructural que le otorgue un cabildo de elecciones, convenía más que nunca que la estación penitencial se desarrollase en el mayor silencio posible. Y no silencio físico, del que nunca ha faltado en Las Penas cada Martes Santo; sino del silencio y la invisibilidad en la gestión de la puesta en escena. Que fuese heredera de unas bases impregnadas dentro y fuera de la Hermandad y las supiera sacar al sol de la calle Pozos Dulces. Las Penas en la calle nunca ha tenido rostros.

Esto, honestamente, en este 2017 se ha logrado. Las Penas ofreció una imagen reconocible –algo que, también, le otorga el marco urbano de su itinerario asentado- que no sólo aleja fantasmas de inestabilidad, sino que también, de seguro, reconfortará a quienes han vivido tantas estaciones de penitencia vistiendo el hábito de Las Penas y se han visto rodeados de los mismos balcones, han oído la misma música y se han sentido formando parte de una comitiva como las de costumbre. En síntesis, han reconocido a su Cofradía.


Quiérase o no, la estación de penitencia es el mayor altavoz de una Cofradía. Las Penas a través del altavoz de su Martes Santo ha venido entonando un mensaje de normalidad, de ritual –que no rutina-, de identidad consigo misma. Y con ello se han redactado, simbólicamente, unas buenas líneas de la necesaria citación a cabildo de elecciones. Así sea.

Alejandro Cerezo Ortigosa
Redactor Jefe de El Cabildo
Colaborador de Diario Sur

martes, 18 de abril de 2017

CRÓNICAS: "Las Penas, momentos para revivir todo el año" - José Luís Jiménez Navarrete


El Cristo de la Agonía, en sus primeros metros camino de la SICB. J.L. JIMÉNEZ

Los ‘shhh’ del numeroso público se rompieron con los primeros acordes de la marcha Cristo de la Agonía (Abel Moreno), para iniciar la Estación de Penitencia de la señera Cofradía. Qué poco suena tras el palio de María Santísima de las Penas… 

Con el rigor y la seriedad acostumbradas, comenzaron a salir del Oratorio los nazarenos de la sección del Señor. La sola presencia del crucificado de Buíza impresiona. Más aún cuando sus hombres de trono, a paso corto, lo acercan hasta la puerta y recibe las primeras caricias de la densa humareda de incienso que le procuran sus turiferarios. Escogida selección musical para iniciar sus primeros pasos en el Martes Santo 2017. Con Santa Caridad y Maestro, con mecidas eternas y con el desgarrador escorzo con el que su autor lo talló, el Señor se adentró en Pozos Dulces. La comunión entre la banda del Paso y la Esperanza y el trono, es total y absoluta. Tanto, que se pudo ver a todos sus músicos con la medalla de la Hermandad.

De nuevo, nazarenos. Del mismo color, burdeos en su capirote y negro en su túnica -¿qué fue de los capirotes verdes?-. Se despliega la sección de la Virgen. Salida más lenta si cabe, debido a las ajustadas maniobras que el Señor de la Agonía por el serpenteante trazado de la calle, lo que hizo que el numeroso público se impacientara. Es normal, todos querían verla ya en la calle. Todos querían ver y oler su manto. De nuevo, un año más, recibida con aplausos y a los sones de su marcha, la que el maestro Pantión le compusiera. Verla perderse por Pozos Dulces, besando las balconadas y cierres de sus esquinas, es ya un lugar obligado para no perderse para cualquier cofrade.

Lo mismo ocurre con la Estación de Penitencia de ambos titulares en la Santa Iglesia Catedral. Tanto en su entorno, como en interior de las naves catedralicias, Las Penas se crece. Especialmente el Señor, donde su talla se hace tan real, que parece querer exhalar su último aliento de vida mientras divaga por el Patio de los Naranjos. Pero también la Virgen, con una selección de marchas en el entorno del Templo Mayor que cada año sorprenden hasta al ‘silbamarchas’ más empedernido.

El encierro de esta grey cofradiera es también otra de las citas más selectas de nuestra Semana Mayor. Poder pasar del bullicio y la algarabía de las Tribuna de los Pobres, que pocos minutos antes se estremece con el paso de las cofradías de Nueva Esperanza y Estrella, al recogimiento, el silencio y el misticismo de los últimos momentos de procesión de Las Penas por la calle Arco de la Cabeza, es un contraste fabuloso de nuestra Semana Santa.

La experiencia es un grado. Las ajustadas e inverosímiles maniobras que hay que realizar para salvar la estrechez de la calle se realizan con cada vez mayor destreza y pericia por sus capaces y hombres de trono. No sin esfuerzo meritorio, por parte de estos últimos, sendos tronos llegaron a la plazuela Virgen de las Penas. A la Reina le recibieron con una vibrante saeta desde la balconada del propio Oratorio, que luego la Asociación Musical Utrerana convirtió en acordes musicales, para cerrar la noche, con Soleá, dame la mano y María Santísima de las Penas. 

Broche de oro para una Estación de Penitencia de altos quilates y con momentos que paladeáremos durante todo un año. Las Penas deja, cada año, el listón de la calidad cofrade un poco más alto cada año. 

José Luís Jiménez Navarrete.
Onda Cero Radio.